Las gradas de Ipurua, vacías durante el derbi guipuzcoano.

La crisis del coronavirus sigue afectando al calendario deportivo mundial y el caso español no es una excepción. Este martes se disputó el primer partido a puerta cerrada de LaLiga por las medidas adoptadas por la patronal del fútbol, aunque ya busca la dirección para dar el siguiente paso en caso de que el escenario empeore con el tiempo.

Es por ello que ya trabaja en la posibilidad de tener que suspender el campeonato nacional de liga, según informa El Partidazo de Cope.

La medida dependerá de las indicaciones que reciba del Gobierno en caso de que la epidemia siga expandiéndose, según el citado medio, que apunta que hay fechas reservadas para recuperar las jornadas que se aplacen.