Gerard Piqué y Casillas bromean durante un acto de la selección española.

Iker Casillas es el protagonista esta semana de la serie de entrevistas que Vicente del Bosque está realizando para el diario El País. En su charla, el exseleccionador y el excapitán de la Selección española conversan sobre el ambiente en la Roja, el paso de ambos por el Madrid y la relación del portero con el entrenador a raíz de sus suplencias.

Casillas comenta sin tapujos, a pregunta de Del Bosque, cómo le sentó su suplencia, en favor de De Gea, en la Eurocopa de 2016: “Fue duro. Recuerdo hablar con usted, con Miñano, con Toni Grande.  No sé si estaré equivocado, y siempre se lo he dicho con cariño, pero a veces hay que coger al jugador y hablar con él“, explica.

Y reflexiona sobre cómo actuó en su momento, tanto con la suplencia en España como cuando se fue del Real Madrid: “Los futbolistas cuando estamos jugando somos egoístas. Siempre miramos por nosotros. Es un deporte colectivo pero miras lo individual. Si miro hacia atrás, pienso que no tendría que haber actuado igual cuando salí del Real Madrid o el día de la selección y haber aceptado más el rol, el papel del veterano”.