El entrenador del Al Sadd volvió a la dinámica del equipo.

La Federación de Fútbol de Catar ha multado a Xavi Hernández, entrenador del Al-Sadd, y a varios jugadores (como otro exbarcelonista, Marc Muniesa) e integrantes de cuerpos técnicos con unos 2.300 euros por romper el protocolo anticoronavirus que había preparado el Gobierno.

Concretamente, los organismos futbolísticos del país árabe acusan a Xavi y al resto de sancionados de no haber cumplido la cuarentena domiciliaria, entre otras presuntas irregularidades que no señalan en el comunicado.

Xavi anunció su positivo días antes de que se reanudase la competición futbolística en el emirato, pero posteriormente cuando superó la enfermedad se reincorporó a los entrenamientos del equipo con normalidad.