Reus-Valladolid

El juez que lleva el ‘caso Oikos‘ ha decidido imputar a toda la plantilla del Reus por el presunto amaño del partido contra el Valladolid, en la recta final de la temporada 2016/2017. El club catalán es acusado de aceptar sobornos del Huesca por ganar al conjunto vallisoletano, siendo esta la primera vez que se investigan judicialmente estas “primas a terceros”.

En el encuentro que enfrentaba a Reus y Valladolid, los dos equipos tenían objetivos muy distintos. Mientras que los catalanes ya no se jugaban nada, los pucelanos buscaban entrar en puestos de playoff, luchando por ello contra el Huesca. Gracias a la victoria del Reus, los oscenses consiguieron la clasificación en detrimento del Pucela.

De esa manera, los 26 integrantes del Reus están siendo investigados por un delito tipificado en el artículo 286 del Código Penal. Los acusados testificarán “en cuanto lo permita la agenda de señalamientos del juzgado” y, debido a la dispersión de los jugadores, varios de ellos se llevarán a cabo por videoconferencia.