Marcos Llorente, durante un partido del Atlético de Madrid

El Atlético de Madrid ganó con autoridad en la visita del Mallorca al Wanda Metropolitano. 3-0 para los de Simeone que ofrecieron pocas dudas y mostraron con firmea que quieren mantener la tercera plaza que ahora mismo ostentan.

El primer tanto llegó de penalti gracias a Morata, que falló en el primer tiro pero tuvo una segunda oportunidad ya que un jugador mallorquinista entró en el área antes de tiempo y hubo que repetir la pena máxima.

Repitió tanto Morata al filo del descanso para marcharse a vestuarios con 2-0 en el marcador.Tras un robo de Koke, Llorente centró desde la línea de fondo para que el delantero la empujara al fondo de la red.

El Mallorca, que está en zona de descenso y situación complicada, llegaba lanzado al partido tras la goleada al Celta, pero se encontró con un Atlético muy efectivo.