Andrés Iniesta, durante un acto publicitario.

Andrés Iniesta, centrocampista del Vissel Kobe japonés y campeón de todo con el Barcelona y la selección española, aseguró que todavía ve lejos el fin de su carrera de futbolista y que, cuando lo deje, intentará ser entrenador.

Iniesta expresó su profundo reconocimiento por el Barcelona, que le permitió vivir y competir junto a los “mejores profesionales”, aseguró que se fue a Japón para conocer un “fútbol distinto” y para no tener que jugar contra su Barcelona y se rindió ante Leo Messi, al que considera “incomparable” con el portugués Cristiano Ronaldo, en una entrevista publicada este sábado por el diario italiano “Corriere dello Sport”.

“Una de las condiciones que quería (antes de ir a Japón) era no tener que jugar contra el Barcelona. Jugar en otro equipo europeo no tendría sentido. Me fui porque entendí que lo había dado todo al Barcelona. Tenía ganas de ver un fútbol distinto, en un país distinto. Quería seguir aprendiendo y creciendo como jugador”, dijo Iniesta.