Zinedine Zidane, en rueda de prensa.

Zinedine Zidane atendió a los medios de forma telemática en el día previo al partido que medirá a Real Madrid y Athletic, en un momento en el que los blancos no pueden fallar para mantener su ventaja en el camino al título.

Una situación favorable que, sin embargo, en palabras de Zidane, les mantiene con los pies en el suelo: “Los jugadores saben que es una competición complicada, difícil, larga, y que los que hicieron antes y en el confinamiento demuestra que quieren ir a por todo. Aquí no hay euforia porque no hemos ganado nada. Hay trabajo y compromiso para hacerlo bien y tratar de ganar partidos”, explicó.

El equipo blanco está cerca de alcanzar su liga número 34, una presión que, según Zidane, les beneficia: “En el Madrid siempre hay presión y eso es bueno, es lo bonito de nuestra profesión, cada uno en su parcela, ahora me toca como entrenador. Es lo que te lleva a hacer cosas buenas, esa presión”.