Marcos Llorente, con mascarilla, se dirige a hacerse las pruebas.

Continúa con paso firme la desescalada del fútbol. Comenzando por los tests de los jugadores y con los primeros entrenamientos individuales en los últimos días, a partir del próximo lunes, lo podrán empezar a hacer de manera grupal, aunque todavía con limitaciones.

Según informa El Partidazo de COPE los clubes podrán reunir en sus entrenamientos a grupos de un máximo de diez jugadores. Los distintos grupos no podrán coincidir en el mismo campo y por ello LaLiga establece una serie de medidas para que toda la plantilla se pueda ejercitar.

Los grupos de entrenamiento no podrán compartir campo y tendrán que, o bien alternar entrenamiento físico y con balón, o que ejercitarse en otro de los terrenos de juego. Además, cada grupo tendrá su color de balón particular: unos blanco y otros rosa, el alternativo. De manera más permisiva, el protocolo de LaLiga si permite reunir a los jugadores para las charlas del entrenador, que al igual que el cuerpo técnico tendrá que llevar guantes y mascarilla.