Luis Rubiales en un acto en la Real Federación Española de Fútbol

Luis Rubiales (Las Palmas de Gran Canaria, 1977) pasa el confinamiento obligado por la pandemia del coronavirus en solitario, pero sin tiempo para el aburrimiento. La propagación del virus ha hecho mella en el deporte a escala mundial y el fútbol español no es una excepción, pues vive una situación complicada a la que sus rectores buscan soluciones, tal y como nos explica el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

¿Cómo está viviendo la cuarentena?

Estoy sólo en Madrid. Mis tres hijas están en Valencia con su madre y no sabes lo que las echo mucho de menos, aunque gracias a la tecnología puedo charlar con ellas y verlas cada día. En lo profesional, trabajando intensamente. Con muchas reuniones por videoconferencia y muchas llamadas. El fútbol no deja de ser un sector muy golpeado por la crisis y la RFEF está y estará siempre aportando trabajo y todo lo necesario para minimizar los efectos negativos de esta situación.

¿Qué piensa de las medidas para frenar la pandemia?

La RFEF fue de los primeros, pero hemos tardado en tomar esta decisión y no sólo de fútbol, me refiero a encerrarnos. Desde un primer momento vimos claro que las competiciones dependientes de la RFEF, como 2B, 3ª, el femenino, el fútbol sala…, debían suspenderse y así lo hicimos antes incluso de que se decretara el Estado de Alarma. Fue una decisión que algunos criticaron, pero nosotros lo tuvimos muy claro. Afortunadamente a esta decisión se sumó más tarde LaLiga. Nos sentimos responsabilizados a la hora de liderar que la vuelta del fútbol ha de hacerse cuando la salud lo permita. Correr más de la cuenta sería un error enorme.